Seleccione una Pagina

Imcumplimiento de la devolución en el derecho del desistimiento

Incumplimiento derecho desistimiento
Comparte esta entrada:

Pese a la notoriedad y fama del derecho de desistimiento dentro del sector de consumo, en nuestro despacho somos testigos de como muchas empresas lo incumplen de modo flagrante y sin alegar justa causa alguna. Probablemente el incumplimiento más frecuente es aquel por el que, recibida en tiempo y forma la solicitud de desistimiento del consumidor, el empresario decide ignorarla y no devolver ninguna cantidad al solicitante. En este artículo vamos a hablar con detalle de todo ello y de las consecuencias (no muy conocidas) para los empresarios que incumplen la ley de este modo.

El derecho de desistimiento en la normativa de consumo.

El derecho de desistimiento en consumo se recoge en los artículos 68 a 79 de la Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias. Siempre es importante conocer la normativa, y en este caso aún con más fuerza recomendamos la lectura de dichos artículos a todos los interesados en conocer un poco más sobre este derecho.

Resumiendo de forma muy simplificada lo establecido en la ley, el derecho de desistimiento es la potestad que tienen los consumidores para, como mínimo en un plazo de 14 días naturales desde la recepción de un producto concreto, comunicar fehacientemente al empresario su voluntad de resolver el contrato de adquisición. Así, conseguirá este consumidor tener derecho a exigir la devolución de su dinero, entregando a cambio el producto recibido. Los requisitos también son muy conocidos: debe de tratarse de la compra de un producto, que este no sea personalizado, que se trate de una venta a distancia, y que la comunicación dirigida al empresario sea en plazo y fehaciente.

¿Qué ocurre, entonces, en los casos en los que todo lo anterior se cumple, el conusmidor ejerce su derecho perfectamente, y aun así el empresario no devuelve el dinero? Eso es lo que analizaremos a continuación.

Efectos del incumplimiento de la devolución del precio por parte del empresario.

El artículo 76 de la referida ley nos ofrece la base legal para responder a este punto, expresándose del siguiente modo:

Artículo 76 Devolución de sumas percibidas por el empresario

Cuando el consumidor y usuario haya ejercido el derecho de desistimiento, el empresario estará obligado a devolver las sumas abonadas por el consumidor y usuario sin retención de gastos. La devolución de estas sumas deberá efectuarse sin demoras indebidas y, en cualquier caso, antes de que hayan transcurrido 14 días naturales desde la fecha en que haya sido informado de la decisión de desistimiento del contrato por el consumidor y usuario.

Transcurrido dicho plazo sin que el consumidor y usuario haya recuperado la suma adeudada, tendrá derecho a reclamarla duplicada, sin perjuicio de que además se le indemnicen los daños y perjuicios que se le hayan causado en lo que excedan de dicha cantidad.

Corresponde al empresario la carga de la prueba sobre el cumplimiento del plazo.

Las conclusiones que obtenemos de lo anterior son las siguientes:

  • La devolución del precio se debe de realizar «sin demoras indebidas», aunque el empresario podrá hacerlo sin demasiados problemas siempre y cuando cumpla el plazo máximo de 14 días naturales. Este plazo, como se puede observar, comienza a contar desde el momento en el que haya recibido la notificación de desistimiento del consumidor.
  • Si transcurre este plazo de 14 días naturales y el empresario no procede con la devolución, el consumidor podrá pedir la suma duplicada, más la indemnización por los gastos y perjuicios que se le hayan causado solo si estos superan dicha cantidad.
  • Tendrá el empresario la carga de la prueba de demostrar, por sus propios medios, que ha realizado la devolución del precio en plazo. En caso contrario se entenderá que lo ha incumplido.

La posibilidad de que el consumidor pueda solicitar la suma duplicada cuando el empresario incumple su obligación de devolver en plazo es tan importante como desconocida, pues funciona como un método de indemnización automático y sin necesidad de prueba alguna. El hecho añadido de que sea el empresario quien tenga que acreditar el cumplimiento del plazo ayuda mucho en estas reclamaciones, ya que el consumidor solo tiene que demandar y esperar pacientemente sabiendo que el empresario no va a poder demostrar nada.

En conclusión, es una herramienta legal tan fácil de aplicar y favorable para el consumidor que en muchas ocasiones ni siquiera requiere de la ayuda de ningún abogado, pudiéndo el consumidor ahorrarse también esos costes si la suma a reclamar es inferior a 2.000 euros. Sirvan por tanto estas palabras para ayudar a que más gente conozca esta posibilidad perfectamente legal, y a que la ejerciten cuando tengan derecho.

Álvarez Ramos Abogados

Abogados de derecho de consumo

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*